¿Cuánto cuesta ponerse brackets en estados unidos?

La ortodoncia es considerada por muchos como una de las prácticas médicas más costosas de cara al público. Es así que normalmente suelen considerarse esta clase de prácticas como verdaderamente costosas, por más que en ocasiones no lo sean. Más aún teniendo en cuenta cómo funciona el sistema de la salud en Estados Unidos normalmente. ¿Te preguntas cuánto cuesta ponerse brackets en estados unidos?

Ahora bien, la sonrisa es uno de los puntos más atractivos de cada persona, es así que para gozar de una buena salud dental se requieren de los mejores servicios. Por los cuales por supuesto habrá que pagar un costo válido para lo que se ofrece. Es, por tanto, que normalmente el costo a pagar por ponerse brackets en Estados Unidos dependerá directamente de la calidad del servicio.

Pero… ¿Cuánto dinero vale ponerse brackets en Estado Unidos?

Dependiendo de diferentes factores, el costo de la instalación de brackets en los Estados Unidos podría verse afectado. Desde la ubicación donde te encuentres, la duración del tratamiento e incluso que tipo de brackets te vayas a colocar, son muchos los factores que afectarán directamente del precio. Incluso habrá que tomar en cuenta los honorarios del ortodoncista mismo, que también afectarán directamente el costo final.

Aunque bien si nos vamos a un promedio generalizado, el costo de ponerse brackets en Estados Unidos ronda entre los $3.000 y los $8.000. Sin embargo, en cierto caso podría llegar hasta los $10.000 o $13.000 dependiendo por supuesto del tipo de tratamiento que vaya a realizarse. Es así que se recomienda armar un presupuesto con diferentes ortodoncistas en busca de encontrar la mejor opción.

Te puede interesar  ¿Cuánto cobran por pintar una casa? • ¿Qué puede influir en el precio?

Normalmente, este costo dependerá directamente también del material que se haya utilizado para la construcción de los brackets. Siendo así los brackets de cerámica y los brackets linguales más costosos que los metílicos tradicionales usados en la mayoría de los casos. De igual forma, el costo del tratamiento podría llegar a depender de la edad del paciente y el plan de seguro que posea la persona.

¿Cómo puedo ahorrar al ponerme brackets en Estados Unidos?

La primera recomendación para ahorrar al ponerse brackets en los Estados Unidos es buscar diferentes opciones de financiamiento y planes de pago. Una de las mejores cosas de que en los Estados Unidos haya tantas opciones es que seguro encontrarás alguna que se adecue a ti. Planteándote así la posibilidad de asumir el gasto sin que afecte directamente tu economía a futuro.

De igual forma, también es importante plantearse el hecho de mantener una buena higiene bucal en busca de evitar tratamientos adicionales. Es algo verdaderamente común y para mal el que muchas personas terminan gastando más aún en sus tratamientos de ortodoncia por no cuidarse antes y después del tratamiento.

Otra forma de ahorrar dinero con la instalación de brackets es solicitar consultas personales con los ortodoncistas en busca de presupuestos personalizados. De esta forma podrás obtener un financiamiento disponible que se adecue aún más a tus posibilidades y no una especie de adivinanza basada en servicio en línea.

¿Qué factores pueden influir en el costo de brackets en los Estados Unidos?

Como bien hemos comentado, el costo de los brackets podría depender de diferentes factores tanto personales como no personales. Los cuales determinarán directamente el costo final que tendrá el proceso de reparación dental. Aunque bien, estos dependerán de cada ortodoncista y lo que su planificación de trabajo conlleve.

Te puede interesar  ¿Dónde comprar perfumes al por mayor originales en Estados Unidos?

Edad del paciente

A la hora de armar un paquete de tratamiento personalizado, un ortodoncista puede tomar en cuenta diferentes factores claros como la edad del paciente. Aunque bien, esto dependerá del ortodoncista como tal, dado que en muchos casos esta clase de tratamiento pueden ser exitosos tanto para adultos como para adolescentes.

Pero esto no quiere decir que un ortodoncista especializado en adolescentes no vaya a cobrar un poco más caro que uno generalizado. Es así que esta atención especializada tiene un coste de honorarios un poco mayor al que podría tener normalmente. Lo que hace que en cierto grado la edad pueda afectar directamente al costo total del servicio de ortodoncia.

De igual forma, en promedio no solo en los Estados Unidos, sino en el mundo entero, el costo de tratamiento dental es más caro en adultos que en niños. Aunque bien esta diferencia es de alrededor de un 3% dependiendo de la zona en específica.

El tipo de brackets

Normalmente, los brackets metálicos son mucho más económicos que los moldeados, es así que esta clase de material es la más utilizada. Aunque bien algunas personas suelen evitar esta clase de compuestos por su aspecto, siguen siendo una opción prioritaria debido a su costo. Planteando así un presupuesto que podría ir de los $3000 a los $5000.

Por su parte, los brackets linguales que a diferencia de los metálicos se posicionan en la parte posterior de los dientes suelen ir entre los $5.000 y $13.000. Esto debido a que esta clase de material es verdaderamente precisa y el tratamiento en si pudiera incluso durar menos tiempo puesto. Además, se trata de una opción especializada, por lo que no todos los ortodoncistas la presentan.

Te puede interesar  ¿Cómo saber si estoy fichado por inmigración?

Otra opción utilizada normalmente son los brackets de cerámica, que con un color “casi natural” se presentan ideales para aquellos que quieren que no se note su uso. Sin embargo, estos brackets tienden a romperse con más facilidad que otros, es así que su presupuesto que va desde los $4000 a los $5000 puede considerarse un riesgo incluso.

La duración del tratamiento

El tiempo que la persona tenga que llevar el tratamiento afectará directamente el costo que este pueda llegar a tener. Esto debido a que el hecho de que el tratamiento sea más largo derivará en las sesiones de mantenimiento y limpieza que por ende aumentará el costo del servicio totalizado.

En promedio, un tratamiento de ortodoncia debería rondar los 22 meses, aunque bien esto podría depender directamente de cada médico. Puesto así que cada uno presentará un plan especializado en busca de adaptarse a las capacidades y necesidades que tenga el paciente. Mismo caso sucede con respecto al seguro que posea el paciente.